Quantcast

La popularidad del kale ha llegado demasiado lejos

El rápido aumento de precios de las semillas de kale combinados con una seria escasez de semillas está causándole dolores de cabeza graves a los agricultores.

Nick Rose

Nick Rose

Photo via Flickr user USDA

En 2008, a 544 recién nacidos les pusieron el nombre de Kale.

El año pasado, durante la mayor tormenta de nieve durante el invierno de la ciudad de Nueva York, la gente corrió a las tiendas de comestibles locales para abastecerse de provisiones como azúcar, agua, aceite de cocina, cinta adhesiva... y kale

De hecho, el kale estaba en tantas listas de "esenciales" de muchos neoyorquinos que la tormenta creó una escasez total en los supermercados en toda la ciudad.

Evidentemente, la hoja verde se ha convertido en una parte integral de la dieta estadounidense, y con ese significado cultural viene un gran costo para los agricultores cuyo trabajo es hacer crecer uno de los súper alimentos más magros y más asequibles de la naturaleza.

Entre 2007 y 2012, el número de granjas de cultivo de kale explotó de 954 a 2 mil 500. Si bien esto puede sonar más como una bendición que una maldición para los agricultores de kale, el apetito aparentemente insaciable de los Estados Unidos por sus productos está creando una escasez en el origen mismo del suministro del kale: las semillas.

Un informe reciente de CBS News apunta a una escasez de kale mucho más allá de una Ciudad de Nueva York abatida por una tormenta de nieve. Según el agricultor de New Jersey, Ryan Flaim, el precio del kale ha aumentado 30 por ciento en los últimos años y el precio de las semillas ha aumentado mucho más. "Los precios de semillas están por las nubes", le dijo a CBS News, "El precio probablemente ha subido 80 por ciento en los últimos tres años".

Mientras que el rápido aumento de precios de las semillas de kale combinados con una seria escasez de semillas está causándole dolores de cabeza graves a los agricultores, los investigadores de alimentos opinan que el pánico no se justifica porque las ventas de kale están obligadas a estabilizarse con el tiempo.

"En general, estamos cultivando mucho más kale que nunca antes, pero los aumentos en la superficie cultivada se están desacelerando en comparación con el rápido aumento observado hace unos años", le dijo Timothy W. Coolong, profesor asistente de producción de hortalizas en la University of Georgia, a CBS News. "Sin embargo, ten en cuenta que todavía hay mucho más kale cultivado hoy que en el pasado. Creo que es probable que a partir de ahora se mantenga estático durante los próximos años".

Pero con el kale ahora en los menús de McDonald's, Wendy's y Chick-fil-A, no se ve un final a la vista para la Kalemania, y las grandes empresas de alimentos lo saben. En el negocio de alimentos, hay una caza por el mayor número de semillas de kale como sea posible.

"Durante un par de años, si no tenías semillas de kale, tenías mala suerte. Puede que haya algunos proveedores que no tengan. Nuestros proveedores tienen bastantes semillas", le dijo el CEO de Rhythm Superfoods, Scott Jensen, a CBS News, añadiendo que no está tan seguro de que las ventas se estabilizarán. "Simplemente veo a más y más personas agregándoselo a las cosas, y no a que disminuya".

A este ritmo, los 544 bebés Kale de 2008, ahora de 8 años de edad, puede que algún día le tengan que explicar a sus hijos y nietos que fueron llamados así por un súper alimento que se extinguió por culpa de los consumidores conscientes respecto a su salud.

  • Tagged: