El arte con plátanos empieza a rendir frutos… literalmente

Stephan Brusche utiliza un par de herramientas para hacer de los plátanos más que solamente frutas.

por Alex Swerdloff; traducido por Elvira Rosales
|
07 junio 2017, 5:00pm

Foto cortesía de Stephan Brusche.

Stephan Brusche es un artista y, como su sitio web dice, su oficio puede resumirse en cuatro simples palabras: "Dibujo sobre plátanos".

El artista de Rotterdam podría ser el primer escultor de plátanos en el mundo, y está haciendo del género un orgullo. Brusche usa un bolígrafo, un cuchillo y palillos para crear obras de arte minuciosamente detalladas y atractivas, todas utilizando como base los plátanos.

En su cuenta de Instagram ahora tiene 52,000 seguidores y apareció en el blog de Chiquita (sí, tienen uno). Bueno, quizá no es Art Forum, pero es un inicio. De hecho, hace poco Brusche decidió renunciar a su empleo como diseñador gráfico para dedicar su atención a los plátanos.

LEER MÁS: Un hombre está ganando $100,000 dólares al año por dibujar caras en plátanos

Antes de decidir que Brausche está loco y pensar que seguro se la pasa escuchando a Gwen Stefani, cantando b-a-n-a-n-a-s, se nos ocurrió que deberías conocer un poco mejor la raison d'etre de este artista de 39 años y le preguntamos qué se necesita para convertirse en el artista de plátanos más grande del mundo.

MUNCHIES: Hola, Stephan. Para quien nunca ha visto tu trabajo, ¿cómo lo describirías?
Stephan Brusche: imagina un plátano, un plátano real del supermercado. Pero algo le pasó, alguien dibujó sobre él cualquier cosa: un animal, una pintura famosa, una escena de la Biblia o de alguna película. Todo esto te hace dudar si sigue siendo un plátano real. Pero sí lo es, se trata de un plátano de verdad.

¿Cuándo decidiste incorporar los plátanos a tu arte, y por qué?
Una mezcla de varias cosas me hizo llegar al mundo de los plátanos. Pasó hace seis años. Mi esposa me ha estado animando a usar Instagram desde hace tiempo, diciendo que sería una gran plataforma para promover las ilustraciones y cómics que hago en mi tiempo libre además de mi trabajo como diseñador gráfico. Y justo después de comer, se me ocurrió experimentar un poco con la aplicación, probar los filtros y esas cosas. Pero como estaba en la oficina, no tenía nada interesante para fotografiar. Entonces me di cuenta de que aún tenía un plátano de la comida y pensé que podía dibujar una carita feliz y sería una buena foto. Cuando descubrí lo agradable que es dibujar sobre un plátano —algo tiene el suave deslizamiento del bolígrafo sobre la piel del plátano—, hice otro 'fruitdoodle', como me gusta llamarlos, al día siguiente. Después de eso, se convirtió en un reto para mí saber qué más podría inventar y no he parado desde entonces. Noté que obtenía más 'likes' y atención por mis dibujos en plátanos que cualquier otra cosa, así que poco a poco comencé a enfocarme más y más en este arte.

¿Te sorprendió la popularidad que recibió el arte sobre plátanos?
Sí. Intenté hacer una carrera con muchas otras cosas: cómics, cómics en línea, ilustraciones, vajillas personalizadas. El hecho de que los garabatos sobre plátanos sea la única cosa que me dio la confianza suficiente para renunciar a mi trabajo es sorprendente.

LEER MÁS: Cómo es ser un escultor profesional de quesos

¿Por qué crees que tus 'fruitdoodles' son tan populares entre la gente?
Es algo poco común. La gente no espera que alguien le dedique tanto tiempo y energía a algo que en pocos días se va a pudrir. Otra cosa es que trabajar con plátanos te obliga a ser creativo, así que es sobresaliente también. Y el color amarillo brillante del plátano ayuda, supongo.

¿Alguna obra que hiciste que sea tu favorita?
Cambian de día en día. Hoy es 'The Fishbone'. Fue la primera pieza que consiguió su lugar en una cuenta grande de Instagram y me di cuenta de que mis fruitdoodles tenían mucho potencial. A partir de entonces, comencé a dedicarle más tiempo y esfuerzo al arte, a pesar de que ['The Fishbone'] fue un dibujo fallido al principio. Con esta pieza, descubrí qué tan efectivo es usar la piel del plátano como parte del diseño, quitando trozos de ella.

¿Con qué otro tipo de comida trabajas?
He experimentado con manzanas, peras, uvas, kiwis, berenjenas, fresas, moras, brócolis, coles de Bruselas, zanahorias; quizá otras cosas. Me gusta demostrar que puedo usar la misma creatividad en otras frutas y alimentos. Es por eso que los llamo 'fruitdoodles' y no 'obras con plátano', quiero mantener mis opciones abiertas.

En promedio, ¿cuántos plátanos compras al mes?
Como trato de crear una obra nueva todos los días, por lo menos 30.

¿Te gusta comer plátanos, o ya estás un poco harto de ellos?
Por suerte todavía me gustan y me como uno al día.

Gracias por hablar conmigo, Stephan.


Esta entrevista ha sido editada y resumida para una mejor claridad.