Gerente de Burger King enloquece con una cliente que tardó demasiado en ordenar

Preguntar si puedes hablar con el gerente funciona sólo si el gerente no es quien te está gritando.

|
03 diciembre 2017, 6:00pm

Photo via Flickr user Mike Mozart

Una empleada hostil de un servicio de comida rápida se encontró con su igual la semana pasada en un Burger King de Heath, Ohio.

Un video publicado en Facebook comienza con la cliente Elizabeth Ramsey, quien subió el video, gritando: "¡Estábamos ordenando la comida!" a una gerente de Burger King. Sin perder un segundo, la gerente responde: "¿Qué clase de padres jodidos son ustedes?" Se preparan los guantes y arranca la pelea en un establecimiento de comida rápida frente a nosotros.

El video alcanza su clímax, posiblemente, cuando la gerente se pone muy Gordon Ramsay y grita: "¡Me importa una mierda! ¡Lárguense de aquí!", agitando los brazos, como una escena caricaturesca de Hell's Kitchen. Este intercambio vulgar y acalorado, en un contexto tan mundano, estaba destinado a volverse viral y ahora lo han visto más de 330,000 veces en Facebook.

Pero, como es el caso con la mayoría de las peleas captadas en smartphones, el contexto lo es todo. Y una de las cosas que hace especial a este video es que, a diferencia de la mayoría de las peleas virales, fue grabada por la mañana. Según ABC6 y la publicación en Facebook de Elizabeth D. Ramsey, ella estaba en el automóvil con su esposo, uno de sus compañeros de trabajo y dos niños. Cualquiera que haya estado en el asiento del conductor mientras transmite el pedido a un altavoz de autoservicio, sabe lo caótico que puede ser ese proceso.

LEE MÁS: Mujer acusa a Taco Bell de racismo después de haberse rehusado a papas fritas

"Antes de que yo ordenara para mí, ella dijo: 'Dése prisa' y yo sólo pensé, '¿Qué dijiste?'". Ramsey le dijo a ABC6. Es evidente que Ramsey no iba a aguantar ninguna mierda esa mañana, y la opción habitual de "¿Puedo hablar con el gerente, por favor?", no estaba disponible, ya que estaba hablando precisamente con la gerente. Dejándola a merced de sus propios medios, Ramsey entró rápido al restaurante con toda su tripulación, lista para asestar un golpe verbal y grabarlo para nuestro placer visual.

También se puede escuchar al esposo de Ramsey, en segundo plano, amenazando con llamar a las oficinas corporativas, y según ABC6, la pareja recibió "una disculpa y una tarjeta de regalo" por sus problemas. En cuanto a la gerente, un reportero de ABC6 fue al restaurante y le dijeron que "no estaba disponible".

MUNCHIES contactó a Burger King para obtener una actualización sobre la situación, pero aún no recibe respuesta.