Tragedia: un camión se vuelca regando su carga de pizzas en la carretera

Los testigos dijeron que habían sucedido 'muchas pérdidas en pizza'. Descansen en paz, ángeles.

|
ago. 12 2017, 7:00pm

Photo via Twitter user Winnie Wright

Esta semana, en las tragedias que te harán sentir horror y hambre, tenemos la conmovedora historia sobre un camioncito de pizzas que no pudo lograrlo.

El miércoles, alrededor de la 1PM, un tráiler en la carretera de Arkansas chocó contra una columna de un paso a desnivel, cubriendo la carretera con el platillo favorito de los pachecos, estudiantes universitarios y mamás cansadas: pizzas congeladas. Cientos de cajas de Tombstone y DiGiorno salieron volando desde el camión, deteniendo el tráfico, descongelándose bajo las densas nubes de agosto y generando consternación en los amantes de la pizza de todas partes del globo.

La reportera Winnie Wright del noticiero local TVH11 se encontraba en la escena documentando la masacre, señalando que el camino estaba resbaloso por la salsa de jitomate y el aceite del queso.

Según New York Daily News, se requirieron horas de trabajo para limpiar los cadáveres dispersos de las pizzas congeladas de la carretera interestatal 30 y permitir que el tráfico se reanudara en ambas direcciones.

A pesar de que no hubo heridos en el accidente y no ocurrieron daños graves, el vocero del Departamento de Transportistas de Arkansas, Danny Straessle, confirmó que lamentablemente hubo "muchas pérdidas en pizza".

Wright también señaló que debido a que el clima había sido tan caluroso en Arkansas ese día, el olor de las pizzas cocinándose sobre el asfalto era "muy tentador". Y, en caso de que te lo hayas preguntado, las pizzas eran de pepperoni. Este evento debe servir como un recordatorio para nunca desperdiciar pizza, jamás y por ninguna razón.

La única pregunta que sigue en pie es: ¿qué resulta más aterrador, este accidente o la catástrofe que sucedió hace unas semanas cuando un camión se volcó en Oregon y cubrió la carretera con 3.400 kilos de anguilas vivas para restaurantes coreanos. (Advertencia: las imágenes son muy desagradables.)

MUNCHIES contactó con Nestlé USA, dueño de Tombstone y DiGiorno, en busca de algún comentario, pero no ha recibido respuesta.

Quizá si hubiera sido leche no sería tan triste, pero las pizzas desperdiciadas vaya que son una verdadera tragedia.