Quantcast

Este apicultor quiere que dejes de comer miel falsa

Michaela Trimble

Hablamos con Ryan LeBrun de Bee Local sobre abejas, el lavado de la miel y el futuro ético de la extracción de miel.

El amor que siente Ryan LeBrun por las abejas es intenso, un vicio necesario para su trabajo en Bee Local, donde LeBrun produce la única miel de origen único de Oregón, profesión que comenzó hace casi seis años antes de que el grupo mielero se uniera a Jacobsen Salt Co de Portland. 

Bee Local comenzó como muchas pequeñas empresas: en la cocina del dueño. Ahora que cuenta con cierta estabilidad, Bee Local interviene en los micromundos que los insectos voladores crean, criándolos de manera sustentable y cosechando su miel con ayuda de apicultores e investigadores, algunos provenientes del programa en favor de la miel de la Universidad Estatal de Oregón. Gracias a los panales dispersados en todo Portland, utiliza prácticas de apicultura urbana, permitiendo que la marca cree relaciones con chefs, bartenders, destiladores y otras personas interesadas en el mágico mundo de las abejas. En cuanto a LeBrun, él está viviendo su sueño, ya que su empleo le permite interactuar con amigos amantes de la miel, representando a sus amigos peludos y alados, así como al líquido dorado que producen.

Hablé con LeBrun sobre abejas, el lavado de la miel y el futuro ético de la extracción de miel.

Alguna de las mieles que ofrece Bee Local. Fotos cortesía de Jacobsen Salt Co.

MUNCHIES: ¿Qué tan diferentes son los procesos de extracción y producción de miel en Bee Local a comparación de otras compañías?
Ryan LeBrun: Amamos la miel de origen único, lo que es más amamos los panales de origen único. Es decir que todos nuestros panales tienen un hogar donde están, en este caso en las azoteas. Tenemos en el Hotel Lucia, Hotel de Luxe y Sentinel de Portland, asimismo tenemos panales en granjas, bodegas vitivinícolas y jardines cercanos. Nos gusta presentar nuestra miel como local, al contrario de los monocultivos gigantes que polinizan.

¿Qué es el lavado de la miel?
El lavado de la miel es lo que sucede cuando Winnie the Pooh es fanático de la serie Narcos. Hablando en serio, la mayoría de los gobiernos no tienen normas estrictas para determinar qué es la miel. Si compras miel en una tienda de abarrotes, lo más seguro es que estés adquiriendo un producto lavado, o miel diluida con otras sustancias como el jarabe de maíz alto en fructosa, pero a pesar de ésto están etiquetadas y vendidas como miel pura. ¡Es engañoso para el consumidor!

Grandes cantidades de miel producida en China llegan de manera ilegal al mercado estadounidense. Para reducir la importación de miel química, Estados Unidos estableció altas tarifas en la miel importada desde China. Los impuestos elevan los precios, así que las grandes compañías esencialmente infiltran esta miel para mantener sus costos bajos. La miel de China llega por medio de otros países y durante el proceso se etiqueta mal escondiendo así su origen. Muchos de estos productores chinos usan químicos no aprobados por la FDA para sus abejas. Al igual que el tráfico de drogas, los productores cortan miel con aditivos como el jarabe de maíz, haciéndola menos pura y más barata, ya que contiene un relleno. Al final del día, cuando la miel lavada llega a Estados Unidos, ya no se trata de miel pura.

LEER MÁS: ¿Podría una aplicación salvar la población mundial de abejas?

¿Cómo es que las compras excesivas y la apicultura comercial generan el colapso de colonias? El Trastorno de Colapso de Colonias (TCC) es complicado y existen teorías diferentes, pero la mayoría señalan como responsable al cóctel multifacético que sirve de alimento diario para las abejas migratorias (abejas que viven en camiones para polinizar grandes campos). Los ingredientes de este cóctel incluyen modificaciones genéticas; algunos creen que tenemos una diversidad genética de abejas muy limitada, lo cual provoca su comportamiento agresivo y la tendencia a moverse en enjambres. Gracias a esto, las abejas se vuelven débiles, dóciles e incapaces de protegerse a sí mismas. Adicionalmente, los insecticidas como los neonicotinoides, fungicidas y todos esos sprays causantes de cáncer que los agricultores usan para sus cultivos son muy dañinos para las abejas. Desafortunadamente, así es como se construye gran parte de nuestro sistema alimenticio. 

Finalmente, la compra excesiva o depredadora básicamente es perder la esencia y calidad de la materia prima. Con la miel, esto sucede gracias a las grandes compañías que tienen el poder de compra. Tienen la capacidad de mandar camiones por todo el país y comprar la oferta entera de los apicultores (en efectivo y en solo un día), lo cual es muy tentador para ellos. Es terriblemente triste que esta miel única y diferente se caliente, se filtre demasiado (para que no se cristalice) y luego se mezcle con otra cosa. No solo se pierde la historia que cada miel tiene que contar, sino que se pierden todos los compuestos benéficos y el polen. Las enzimas se destruyen o eliminan durante el proceso. Imagina que todos los viñedos vendieran su fruta a cinco bodegas grandes que pasteurizan la uva, las mezclaran y tuvieras solo tres tipos de vino para escoger: blanco, medio y muy rojo. ¡Qué asco!

LEER MÁS: Yucatán se libera de Monsanto

¿Cómo es que Bee Local evita las malas prácticas típicas de la industria mielera? 
Bueno, lo primero que hacemos es acercar las abejas a la gente. Apoyamos a nuestros socios para que conserven sus panales. Trabajamos con restaurantes, granjas, hoteles y bodegas vitivinícolas ayudándoles a producir su propia miel. Creo que mostrar a la gente cómo operamos, especialmente en entornos urbanos, ayuda a ofrecerle al público un sentimiento de empoderamiento para aprender sobre las abejas y posiblemente inspirarlos a iniciarse en la apicultura.

Buscamos apicultores que tengan una mentalidad parecida que no solo produzcan miel grandiosa, sino que también respeten a sus abejas. Por lo regular es fácil decir cuando un apicultor considera a sus abejas como mascotas o como animales de fábrica. ¡Preferimos lo primero!

Cuando encontramos a estas almas especiales, ofrecerles un buen precio es lo más importante. En pocas palabras, cuesta más y requiere más tiempo adherirse a las buenas prácticas. El jarabe de maíz alto en fructosa, o HFCS, es más barato que el azúcar bueno. Ciertos tratamientos químicos requieren menos tiempo y son más baratos que otras prácticas más holísticas. Es más fácil mezclar toda la miel, pero cuando alguien toma el tiempo y el cuidado de separarla, hay que apoyar ese estilo y esperar que se difunda.

¿Cómo es que el proceso de extracción de miel en Bee Local es sustentable y saludable para las abejas?
Lo más importante para la salud de las abejas es mantenerlas en un solo lugar y asegurarse de que ese lugar esté libre de químicos. Me parece que por esta razón nunca he visto el colapso de una colonia. La apicultura migratoria es muy difícil para las abejas.

Otra cosa que me gusta hacer es dejar miel para las abejas, ya que tienen estómagos sensibles. Nunca uso HFCS para las abejas o para mí. Uso azúcar para alimentarlas si es necesario, ¡pero la miel siempre es lo mejor! De igual manera utilizo técnicas integradas de control de plagas. Esto comprende, colocar los panales en ambientes saludables, usar suelos de colmena, aceites esenciales, azúcar en polvo, ácidos orgánicos, etc.

Otro aspecto interesante de la sustentabilidad de la apicultura son sus efectos sobre la zona circundante del panal. Es algo que no planeé, pero siempre he notado. Cuando un panal llega, ya sea en la azotea o en el jardín, la gente se entera y se interesa. Lo que yo puedo observar, es cómo el lugar adquiere mayor belleza gradualmente. Las personas quieren alimentar a las abejas, así que plantan flores y hierbas. Las azoteas que algunas vez estuvieron vacías como áridos desiertos de concreto, ahora son altares florales para el sol, donde la gente que se reúne, se involucra y se reconecta con las maravillas de la naturaleza en medio de la ciudad. ¡Es algo realmente hermoso!

LEER MÁS: La miel producida por indígenas en México se enfrenta a un mejor futuro

¿Cómo es que Portland define tu marca y las variedades de sabor?
Yo no diría que Portland define Bee Local. Bee Local es un elemento que define a Portland, específicamente los ingredientes saludables. Bee Local fue creada para extenderse —o crear un enjambre, si lo quieres decir así— en varias ciudades del mundo. Portland es el primer paso, creo que no pudimos tener mejor inicio. La visión que tenemos a largo plazo es proporcionar miel local a todas las personas.

¿Qué sigue para la compañía?
Tenemos mucho por hacer. La clave para mantener nuestras prácticas y normas será trabajar con personas maravillosas: gente honesta con valores y respeto por los animales, insectos y el medio ambiente. Ganar dinero no es una prioridad, sino crear un mundo mejor. Este año, llevaremos panales a Seattle y eventualmente a más ciudades de Estados Unidos, con suerte al mundo entero.

Gracias por hablar conmigo.