Piensa dos veces antes de usar el Wi-Fi de los cafés

Según este reporte, los cafés tienen el primer lugar en sitios vulnerables al hackeo.

por Daisy Meager; traducido por Elvira Rosales
|
may. 26 2017, 5:00pm

Photo via Flickr user HAMZA BUTT

Puedes sentir cómo el barista gira los ojos cuando inmediatamente después de ordenar tu café pides la clave del Wi-Fi. Todos lo hemos hecho. Aprovechamos el internet gratis en un café para hacer algún trabajo importante (o sea: procrastinar y ver el capítulo más reciente de Master of None) mientras bebes sorbos minúsculos de café. O quizá prefieres succionar los residuos de un matcha latte mientras refrescas de manera compulsiva tu bandeja de entrada en Instagram.

Seguro, teclear furiosamente en tu laptop o mirar hipnótico la pantalla del celular con un capuchino grande a tu lado te hace ver muy ocupado e importante, pero según un nuevo reporte de seguridad recopilado por el proveedor mundial de Wi-Fi móvil iPass, este hábito podría poner en riesgo a tus dispositivos de ser hackeados.

LEER MÁS: Este café descubrió cómo evitar que la gente se quede demasiado tiempo

Recientemente publicado, el reporte encuestó a 500 negocios de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Francia, y descubrió que las cafeterías son los establecimientos con Wi-Fi público en mayor riesgo de ser hackeados. Oros lugares considerados peligrosos para el uso de Wi-Fi fueron los aeropuertos, hoteles, centros de exhibición y aviones.

El reporte afirmó que si bien cualquier red abierta deja vulnerables a las laptops y teléfonos celulares para ser interceptados, la gente que usa dispositivos conectados a una fuente de Wi-Fi público en los cafés sufren un riesgo particular, porque la ciberseguridad en esos sitios es muy laxa.

LEER MÁS: Esta cafetería te venderá una mamada junto con tu latte

En un comunicado de prensa, Raghu Konka, vicepresidente de ingeniería en iPass, comentó sobre el reporte que: "Los cafés y cafeterías están en todas partes y ofrecen tanto conveniencia como comodidad para los trabajadores con dispositivos móviles, quienes acuden en tropel a estos establecimientos en busca de café e internet gratis de alta velocidad. Sin embargo, invariablemente los cafés tienen normas de seguridad bajos, o sea que cualquiera que use estas redes será potencialmente vulnerable".

Igual parece que estás mejor mirando Netflix que trabajando en ese reporte de máxima seguridad.