Quantcast
Pizza

Este robot de $ 2.9 millones de dólares fue diseñado para hacer pizzas

¿Sabra bien una pizza preparada por un androide sin alma? ¡Es momento de averiguarlo!

PorJelisa Castrodaletraducido por Elvira Rosales

Screengrab via YouTube

Mientras gran parte del mundo sostiene su aliento colectivo en medio de las amenazas por Twitter entre Trump y Kim Jong-un que podrían convertirse en el apocalipsis, un grupo de científicos italianos está construyendo un dispositivo que quizá haga del mundo un lugar mejor para vivir. No, no es artillería militar de próxima generación o incluso un nuevo dispositivo médico: es un robot de €2.5 millones de euros ($2.9 millones de dólares) que eventualmente aprenderá a hacer una pizza decente.

Durante los últimos cuatro años, el profesor Bruno Siciliano ha dirigido un grupo de investigación robótica en la Universidad de Nápoles Federico II. Él y su equipo de ingenieros han tratado de enseñar a su costosísimo robot cómo formar y trabajar la masa de pizza como un profesional (humano). El dinero para construir el robot fue proporcionado gracias a una subvención del Consejo Europeo de Investigación, un pago que ha sido descrito en son de burla como un "derroche de masa" por The Telegraph .

LEE MÁS: Este Startup quiere que los robots sin Dios hagan toda su pizza

RoDyMan, que es la abreviatura de Robotic Dynamic Manipulation, tiene sensores en su cabeza que le permiten ver su espacio de trabajo y tiene un nivel impresionante de coordinación, pero sigue luchando por perfeccionar una parte crucial de la preparación de pizzas: hasta ahora, RoDyMan no ha logrado girar la masa en el aire sin romperla accidentalmente.

Aunque eventualmente podría convertirse en un buen chef de pizzas —un pizzaiolo, si quieres—, ése no es el único objetivo de sus habilidades. "RoDyMan cuenta con dos brazos ágiles y manos con múltiples dedos, así que podrá manipular objetos flexibles y deformables, como los alimentos que comemos, la ropa que usamos y puede utilizarse en el campo médico para operar en tejidos blandos, incluyendo los músculos y la piel", dijo Siciliano a Research Italy poco después de haber comenzado a trabajar en el proyecto.

Siciliano ha estado entrenando a RoDyMan con la ayuda de Enzo Coccia, un maestro pizzaiolo que utiliza un traje de captura de movimiento mientras hace pizzas delante de su aprendiz artificial. El robot puede "observar" a Coccia trabajando y luego imita sus movimientos. "Tengo una gran responsabilidad, ya que tengo que enseñarle todas las cosas relacionadas con la pizza napolitana: el agarre de la masa, la precisión en la fase de lanzamiento —en la que tienes que tomar y lanzar el disco de masa mientras controlas la textura—, los movimientos entre la palma y el pulgar, el juego de ambas manos y tengo que enseñarle la estrategia para realizar tareas con ambas manos", escribió Coccia en su página web.

Un pizza napolitana. Foto cortesía del usuario de Flickr Nathan Hughes Hamilton.

RoDyMan sigue puliendo su técnica, con la esperanza de que tendrá una técnica impecable de lanzamiento a tiempo para su debut en el Festival de la Pizza de Nápoles en mayo de 2018. ¿La persona que no hará fila para probar su primera rebanada? Bruno Siciliano. "Nunca comería pizza hecha por un robot", declaró a Scientific American. "No tendría el sabor de un verdadero pizzaiolo, sin el alma que él pondría".