Quantcast
Parrilla

Mojarra asada (cannábica)

Asa el pescado entero, es más fácil (sobre todo si estás pacheco).

David Wilcox

Porciones: 4
Prep: 15 minutos
Total: 1 hora

Ingredientes

4 mojarras negras enteras
resina (cannábica)
100-120 ml de aceite de oliva (prensado en frío, extravirgen)
4-5 grs de cannabis, escoge una variedad herbácea.
aceite de oliva cannábico
sal (de buena calidad)
pimienta triturada
limón
hierbas silvestres y/o hierbas cultivadas como:
mostaza silvestre
perifollo
apio levístico
perejil
hojas de cannabis
cilantro
hinojo
lechuga de minero
o cualquier otra hierba que tengas

Instrucciones

Enciende el fuego. Debes tener preparada una cama de carbones ardientes. Puedes cocinar al carbón en una parrilla o cualquier otro aparato parecido al aire libre. Retira las escamas y vísceras del pescado, así como las agallas. Utiliza una toalla para retener las escamas mientras limpias el pescado. O le puedes pedir a tu proveedor que lo limpie. Disuelve la resina con un poco de aceite caliente. Puedes usar aceite cannábico si quieres para darle extra punch. Seca el pescado y realiza un par de cortes en la piel, lo suficientemente profundos para exponer la carne. Unta el pescado con el aceite, haciendo énfasis en la cabeza y el interior, así como en la piel. Sazona con sal y pimienta, sin olvidar la cabeza y la parte interna. Coloca un gramo de cannabis dentro de cada pez y utiliza algunas hierbas para contener el cannabis, también puedes rellenar los surcos que hiciste con rebanadas de cítricos como limón o naranja.

Coloca el pescado entero sobre la parrilla. Los carbones deben estar bien calientes y la parrilla en su lugar, deberías poder colocar tu mano a 10-15 cm de distancia sin sentir molestias y dejarla 4-6 segundos. El fuego medio alto es lo apropiado. Cocina el pescado por 7-9 minutos, volteándolo una vez (toma la cabeza para mantenerlo firme). No sucumbas a la tentación de moverlo demasiado. Deja que se cueza. La piel debe quedar crujiente, pero la carne suave y cocida. Mezcla el resto de las hierbas con aceite de oliva, el limón y sal al gusto. ¡Lo mejor es tener MUCHAS hierbas, nunca son demasiadas! Emplata la mojarra y echa una buena dosis de limón, sal y aceite de oliva. ¡Acompaña con las hierbas y disfruta!